A estas alturas, ya nadie duda de que las noticias falsas han influido en algunos procesos electorales recientes. Pero si creía que esto es lo peor que podría pasar, se equivoca. El problema de las noticias falsas va a empeorar mucho más, según advierte el asesor de inteligencia artificial (IA) del Gobierno de Estados Unidos, Sean Gourley.

Durante la conferencia EmTech Digital celebrada en el país la semana pasada, Gourley, fundador y CEO de Primer, una empresa que usa software para extraer fuentes de datos y generar informes de forma automática para agencias de inteligencia de EE. UU., alertó de que la próxima generación de noticias falsas será mucho más sofisticada gracias a la inteligencia artificial. «Generar noticias falsas de forma automática lo hará muy efectivo», lamentó Gourley ante la audiencia.

Facebook debería tomarse esta advertencia como una bandera roja. La red social acaba de verse envuelta en un escándalo porque no evitó que las noticias falsas que alojaba, algunas creadas por agentes rusos, llegaran a millones de personas en los meses previos a las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016. Además, el mes pasado, la compañía fue golpeaba por la revelación de que permitió que Cambridge Analytica, una compañía vinculada a la campaña presidencial del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, usará los datos personales de los usuarios de la plataforma.

En entrevistas recientes, el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, sugirió que la compañía usaría inteligencia artificial para detectar noticias falsas. Pero de acuerdo con Gourley, la IA también podría ser utilizada para lograr justo lo contrario.

Gourley señala que las noticias falsas que había visto hasta la fecha han sido relativamente simples: historias crudas, hechas a mano y publicadas en las redes sociales a intervalos regulares. Pero una tecnología como la de Primer podría usarse fácilmente para generar automáticamente historias falsas convincentes, dijo Gourley, y eso provocaría la generación de informes falsos adaptados a los intereses de un individuo, cuidadosamente probados antes de ser lanzados con el fin de maximizar su impacto. Gouley resume: «Puedo generar un millón de historias, ver cuáles obtienen la mayor tracción y duplicarlas.»

Gourley añade que, hasta la fecha, la viralidad de las noticias falsas en redes sociales como Facebook ha sido al azar. Una comprensión más sofisticada de la dinámica de la red, así como los mecanismos utilizados para juzgar la popularidad del contenido, podría amplificar el efecto de una publicación. El experto matiza: «El lugar que elija para lanzar la información puede tener un impacto masivo en su propagación y difusión.» Sugiere que una plataforma como Facebook puede tener unos defectos intrínsecos que le impidan gestionar mejor la difusión de contenido. Gourley añade: «Todo lo que hemos visto de momento es primitivo, y aún así ha tenido un impacto profundo y habrá más impactos.»

Sin embargo, coincide en que la propia IA también puede ser parte de la solución: «Si las máquinas van a producir algo para un lado, entonces será mejor también nos ayuden a pasarlo al otro lado.»

Esta nota fue publicada originalmente en el sitio web «MIT Technology Review» el 3 de Abril de 2018.

¡No olvide suscribirse a nuestro blog!